Reflexiones, ideas y anécdotas de una mamá puérpera...

jueves, 22 de diciembre de 2011

Aniversario de mi "Nochebuena"...

   Desde antes de saberte en mi, fuiste un deseo, primero tímido que se fue haciendo intenso hasta que fue innegable.
   Fuiste un sueño, que mi mente repetía despierta durante el día e inconsciente por las noches.
   Fuiste ilusión y fantasía.
   Y se fue abriendo en mi mente y en mi corazón un lugar para vos, TU lugar.
   Hasta que fuiste REALIDAD, y ya no soñé más. Y dejé de fantasear. Porque YA estabas en mi, porque te quise esperar con los brazos abiertos con aquello que trajeras, porque estaba deseosa de que me sorprendieras y así lo hiciste.
   Un año nos separa del día en que comenzó nuestra familia. Un año desde ese miércoles en el que con papá hicimos "de todo" para inducir tu llegada. Un año desde ese día en que dijimos "¡mejor que hoy no sea el día porque no damos más!". Y sí, fue ese día, que por la noche comencé a sentir que el tiempo de esperarte se hacia finito, que ya nos separaríamos para volvernos a encontrar cuerpo a cuerpo, para conectarnos bañados en oxitocina, con todo el tiempo por delante, porque logramos que los relojes dejaran de marcar tic tac y la medida de tiempo fuera el compás de nuestros corazones.
   Y me sumergí profundo en este puerperio loco, que me invita a todo, a sentir, a vibrar, a abrir, a salir, a vivir. Y me sumergí en tus ojos que sentí siempre me hablaban y poco a poco fui entendiendo mejor su lengua y aquello que al principio eran suposiciones se transformaron en la certeza de que siempre debo mirar allí para saber con qué, cuándo y cómo acompañarte.
   Es increíble como ya llegamos al año juntos, un año donde el tiempo se me deforma, se me estira o se me encoge, pasa suave, cálido y lento como cuando bebes de mí o pasa intrépido, audaz, como cuando te veo pararte solo, comiendo por tus propios medios, buscando aquello que te llamó la atención, haciendo entender qué es lo que querés. Fue en el transcurrir de este tiempo que me fuiste mostrando poco a poco aquello con lo que venías, con esa sonrisa que le convidás a absolutamente toda persona que encuentres, con esas ganas de mirarlo todo, de observar cada cosa, cada persona, con esa tranquilidad que te habita y que desde hace muy poquito se te quita de pronto mostrándome cómo son tus enojos, con ese dedito investigador, antena superpoderosa con la que encaraste el mundo y todo lo que se te presentaba a tu paso.

   Ningún año será como este primer año, hijo. Porque ningún año de tu vida será igual a otro. Y yo... planeo saborearlos todos, intensa, amorosa y puerperalmente...

  Hasta mañana amor, vayamos a descansar, que mañana, cumplimos años...

                                          Te ama, mamá.



domingo, 27 de noviembre de 2011

Cuando el amor deja huella


Cuando el amor deja huella,
la despedida llega a ser dulce.

Cuando el amor deja huella,
cada rincón, cada objeto,
cada palabra evoca un momento.

Cuando el amor deja huella,
queda impregnada en nuestro ser
la calidez de haber sido amados.

Cuando el amor deja huella,
las lágrimas que caen
barren con la tristeza.

Cuando el amor deja huella
no deja vacío
deja ese amor florecido.


Abuela, gracias por tanto amor, gracias por tantas huellas en mí...



martes, 15 de noviembre de 2011

Temiéndole al límite

   A partir del título de este post uno podría pensar, que el tema principal del mismo sería los "famosos" límites a nuestros hijos (si son buenos, malos, necesarios, si se enseñan o se adquieren, etc.).
   Pero en realidad no.
   Como ya conté en la entrada "Bebes de mi...segunda parte". La dentición de Luca es un tramo difícil. Lo es sobre todo para mi. Con los dientes que ahora está cortando ya contamos una dentadura con una decena, es decir diez unidades. Cuando Luca corta dientes, rara vez tiene fiebre o se inquieta, pero siempre babea y lo más difícil: cambia su patrón de succión (aumenta la presión paulatinamente con los dientes durante la mamada) y eventualmente me muerde.
    Esta particularidad, hace que durante estos tiempos darle la teta sea muy pero muy doloroso para mi. El dolor puede durar hasta el otro día o más. Y es algo que no me gusta contarlo demasiado, siento que es hacerle mala publicidad a la lactancia y que mis interlocutores se queden con la idea de que dar el pecho es doloroso. Tengo muy en claro que este dolor es sólo durante la salida de los dientes de Luca y que esto que nos pasa a nosotros no le tiene que suceder inevitablemente a todo el mundo.
    Pues bien, ante esta situación, intento enseñarle a Luca a no morderme, se lo explico, se lo pido por favor, sabiendo que no lo hace a propósito, que aún no asocia que lo que yo siento lo produce él.
    Pero el domingo, después de darle la teta todo el día con este patrón de succión intenso, mis pechos me dolían mucho, muchísimo. Al llegar la noche, y estando acostados para dormir, él estaba inquieto, daba vueltas, me pedía la teta, la largaba (cada vez que hacía esto me dolía), y yo explicándole que no lo hiciera. Hasta que tomando me mordió y giró la cara hacia afuera y vi las estrellas mal... y pegué un grito terrible, "LA PUTA MADRE LUCA!". Si con puteada y todo. Me miró asustado, sollozando, volvió a agarrar la teta y se fue quedando dormido. Y a mi se me fueron cayendo las lágrimas una a una, de tal forma que cuando salía de la habitación lloraba intensamente.  No, no era que se me vino abajo la idea de ser la madre perfecta, porque no es lo que intento, tampoco era que con ese grito se borraba de un plumazo mi trato amoroso habitual hacia él. Era que sentí el límite. Por primera vez. Desde que nació Luca, nos fuimos amalgamando juntos, creando nuestro equilibrio, y si bien siento que hay días más intensos que otros, algo de resto queda, una sonrisa más encuentro, otra canción me acuerdo, algún juego entretenido me invento. Inclusive ahora, que teniendo mayor independencia en su desplazamiento, llega a rincones no aptos para bebes. Y todo esto sin sentirlo forzado, es como un fluir. Pero el domingo no, el domingo me salió un grito que yo sentí violento y eso me dolió. Porque no me reconocí en ese alarido, o en ese sentimiento de amor intenso pero a la vez rechazo hacia mi hijo por el dolor físico. Era como si no fuéramos nosotros. 
Y lloré, lloré por todo eso y lloré porque nada quiero enseñar gritando, porque no me siento cómoda en ese lugar, porque lo siento un lugar violento.
Y lloré y mucho, porque me asusté, me asusté de encontrar mi límite, me asusté de sentir miedo a descubrir que sí hay cosas ante las que puedo reaccionar así...


lunes, 7 de noviembre de 2011

Te juego te juego!!! Jungando al Meme

   Gracias a la invitación de Bren de Amo Ser "MAMA" participo de esta actividad lúdico-bloguera denominada "Meme" que aunque podría dar toooda la explicación de lo que es, lo resumo a: preguntillas para chusmear jajajaja.

   Preparados, listos, ya!

¿Qué fue lo priemero que le viste a tu pareja cuando se conocieron?

mmm bueno, la verdad es que no nos dimos mucha bola cuando nos conocimos, fue allá hace 10 años, cuando jóvenes, nos conocimos en el viaje de egresados y compartimos muy poco en ese momento, pero luego de tres años nos volvimos a cruzar y ahí si el amoooor floreció. Y lo que más más más me gusto, a parte de que era un muy bello especimen masculino es que me hacía reír, MUCHO.
Al igual que Bren, adjunto pruebas:

    Abajo en el medio: yo  
Abajo a la derecha: él ♥
¿A dónde te gustaría ir de Luna de Miel?
A Cuba

¿Te consideras una persona aventurera?
ehhh depende el día... hay días que levantarse es ya una aventura!!! O todos los días son una aventura cuando uno se levanta? mmm me puse muy filosofal en esta

¿Tienes algún secreto que no le hayas contado a nadie?
ahhh no se no seeeee :P

¿Playa o piscina?
Playa

¿Verano o invierno?
Verano, pero si no estoy de vaciones y tengo que trasladarme por la bendita ciudad en bondi, soportar el aroma que emanan todos los cuerpos mientras voy apretujada al trabajo... prefiero invierno

¿Besos o abrazos?
Ambos, en grandes cantidades y caricias también... si es en el pelo mejor asi me duermo :D

¿Dulce o salado?
Dulce

¿Fresa o chocolate?
Qué pregunta es esta??! Cómo alguien puede NO elegir CHOCOLATE!!!?

¿Blanco o negro?
Para pintar una pared blanco porque es más luminoso, para un pantalón, negro porque el blanco lo mancharía enseguida... en fin

¿Color favorito?
AZUL, intenso como el cielo raso de mi casa

¿Cuál es tu película favorita?
ehhh no puedo elegir una, son muchas!

¿Juego de mesa favorito?
Scene it (trivia de películas)

¿Cuál es tu bebida favorita?
Cerveza fría (acompañada de unos señores manises!!! si leyó bien yo escribo MANISES porque soy guapa y me la banco)

¿Cuál es tu trago favorito?
Amarula
Tía María

¿Cuál es tu mes favorito?
el que me toque para irme de vacaciones

¿Qué es lo primero que pensás al despertar?
Al despertar no pienso, sería demasiado para mi pobre y fatigado cerebro puerperal

¿Perdonarías una infidelidad de tu pareja?
juajuaaaaaaaaaaaa...
NO

¿Cuántos timbrazos antes de contestar el teléfono?
Aquellos que correspondan al tiempo que me tome dejar lo que estoy haciendo para ir a atender el teléfono (?)

¿Sabés guardar secretos?
Siiii si no preguten a Porota que salía con Minguito, que me dijo que no cuente nada porque lo quiere mantener en privado

¿Dices tu edad verdadera?
Sip, pero últimamente me confundo cuántos años tengo (no es chiste)

¿Te consideras tímida o extrovertida?
Tímida, antes demasiado, ahora, lo sufienciente para sobrevivir

¿Qué hay debajo de tu cama?
Nada

¿Has faltado a clases/al trabajo sólo por el clima?
Si, ahora sobre todo porque voy con el peque y si llueve tenemos permiso para quedarnos remoloneando cual morsa y mini morsa


 Y como me gusta chusmear también a mi, quiero ver qué responden: Meli y Edna

Eso es tototodo amigos!!!

viernes, 4 de noviembre de 2011

Ta tan ta tannnn... con ustedes, el "Niño Plus Ultra"

   Aquí me dispongo a contar el ideal de niño de nuestra sociedad actual. Yo lo he bautizado ELNIÑO PLUS ULTRA.

Resulta ser, que este niñito debe nacer y ya saber que, aunque no sienta el contacto, el olor o el calor de su madre, ella está ahí. Con este conocimiento él no la reclamará con su único medio de comunicación: el llanto. No, el Niño Plus Ultra ya viene con esta información incorporada.

   El Niño Plus Ultra sólo querrá la teta de su mamá, unos pocos meses, seis, como mucho, porque así lo marcan las "normas del buen comer" del librito de varios pediatras. Él ya sabe que el primer día, de ese sexto mes deberá adecuar su paladar a algún tipo de sólido, que seguramente se tratará de una tentadora (?) papillita e inmediatamente dejará de abastecer su organismo con la leche materna.

   El Niño Plus Ultra duerme de un tirón toda la noche, y en su cuna. Si si, es un niño "que deja dormir". Pero claaaro, es que ya tiene interiorizado que, a la noche se duerme y de día se realizan actividades... por Dios! Es que es el Niño Plus Ultra faltaba más. Él con toda seguridad sabe que no debe sentirse solo en la cuna a los pocos meses de haber estado dentro de su madre.

   El Niño Plus Ultra realiza todos los hitos del desarrollo antes que los demás niños y no vaya a ser que tenga un ritmo fluctuante en sus adquisiciones (por supuesto dejaría de ser el Niño Plus Ultra).

   El Niño Plus Ultra ya sabe de horarios, de esperas, y de demoras, de normas de etiqueta y de modales, por eso nunca, jamás de los jamases, se pasa de revoluciones en una reunión de adultos, en un paseo por el shopping o en la sala de espera del pediatra, aunque para un niño común todas estas propuestas no son más que un verdaro fastidio. Pero quédese tranquila doña, que si a usted le ha tocado en la repartija un Niño Plus Ultra todas estas actividades se pueden hacer perfectamente sin perder una pizca de glamour.

   El Niño Plus Ultra no se calma con upa, ni caricias, ni con el vaivén de un arroró: se autoconsuela solo, porque sabe bien que aquí eso sería haber sido malcriado.

  El Niño Plus Ultra, ya comprendió sin dificultades, que lo que hoy se espera de él, desde los primeros momentos, como sus mayores atributos es independencia y autonomía. Y que eso, se parece mucho, a crecer en soledad.


   ¡Gracias Luca, por no ser un Niño Plus Ultra, por calmarte con mi pecho, con mis caricias y mi arrullo, por querer experimentar en mi cercanía, por cambiar mis nociones de tiempo y ritmo que ahora marchan a tu compás, por buscar mi mirada cuando descubrís algo nuevo o por un susto, por tu curiosidad y tu dedito explorador, por enseñarme que cualquier cosa se puede convertir en juego y juguete, por el regalo de tu sonrisa infinita siempre que te miro!




jueves, 27 de octubre de 2011

Despidiéndote

   Hoy mamá me contó por teléfono, que finalmete un médico fue sincero, que por fin se dedicaron a trabajar interdisciplinariamente y evaluaron tu situación. Hoy, mamá me contó que lo que estamos viviendo desde hace un tiempo es tu despedida, que te estás apagando. Te estás yendo y cada día me voy despidiendo de vos. Con un par de lágrimas me despido de tu manos arrugadas, de tus comidas deliciosas, de tu sonrisa. Te recuerdo llevándonos al colegio, cociéndonos alguna ropa, escuchando a la Negra Vernaci y descostillarte de la risa. Te recuerdo, cuando me dijiste, luego de que te contara que iba a parir en mi casa: "Está bien, si es algo natural" y sonriendo continuaste: "a parte vos no sos ninguna improvisada" y me dejaste perpleja, porque sé que tenés un poquito (sólo un poquito) del síndrome del respeto absoluto a las batas blancas. Y recuerdo cuando dijiste que yo "sabía del arte de la crianza" y te vi, como nunca, orgullosa. Estuviste siempre, en cada momento de nuestra vida, me amaste y yo lo sentí. Y te voy a extrañar.
   Una de las últimas cosas que tuviste ganas de hacer antes de estar internada, fue comprarle una remera a Luca. Mamá me contó que entraste al negocio y muy decidida se la pediste a la vendedora, y que a pesar de tu corta visión te fijabas si el tamaño sería el adecuado y los colores. Y estabas contenta. De Luca estos últimos tiempos, me cuenta mamá, que hablás mucho, que lo tenés siempre presente. Hasta supiste, con una intuición sobrenatural que te iríamos visitar.
   Al rato de cortar con mamá, mis pechos se endurecieron y comenzaron a doler, ya conozco esta sensación, ya la había vivido cuando nos enteramos de tu enfermedad. Mi cuerpo también se expresa. Y mi pequeño, la luz de mis días, el que hace que esté viviendo esto de la mejor manera (porque sin él sería tanto más difícil) es quien me ayuda a descargar estos pechos, a darle lugar a la risa inclusive en estos momentos.
  Fuiste la única que tuve, pero se que fuiste la mejor. Los recuerdos pasan en mi mente como estrellas fugaces, que lo iluminan todo y luego se apagan.
 A medida que fui creciendo te fui viendo con diferentes ojos y pude ver tantas mujeres en vos y tomar de ellas lo que me servía y dejar de lado aquello que vi no te hizo bien.
  Siempre nos acompañaste y hoy es nuestro turno de acompañarte a vos, en este último tramo, de que te vayas sabiendo todo el amor que sembraste, de que no tengas dudas que fuiste cobijo y abrigo.
  Abuela, te voy a extrañar mucho, tanto que hoy duele, tanto que hoy la tristeza me acompaña como una sombra. Pero yo sé que eso pasará y quedará un baúl lleno de recuerdos que cada vez que lo abramos te veremos allí, siendo nuestra abuela Fiori.
 

sábado, 15 de octubre de 2011

Yo elijo dónde, cómo y con quién parir

Me sumo a la iniciativa de Deseo Primal!
Agradecemos a Sonia Cavia por permitirnos utilizar esta imagen.
"Yo elijo Dónde, Cómo y Con Quién parir", es una red que tejemos hombres y mujeres para manifestar nuestro desacuerdo con la iniciativa de prohibir que las parteras asistan partos domiciliarios planificados en Argentina. Es nuestra manera de dar voz y rostro a todos aquellos que deseamos elegir en libertad, a los que buscamos nacimientos distintos para nuestros hijos. Creemos que es urgente manifestarnos, exponer nuestras razones y contar nuestras historias.




A continuación comparto las palabras que le envié a la Diputada Chieno.

Sra. Diputada María Elena Petrona Chieno:


   Me comunico con usted luego de haber leído la respuesta a las misivas que ha recibido de varias madres y familias que han optado por parir en su casa.
   Me dirijo a usted señora, que “ha trabajado durante más de 30 años como médica en diferentes zonas del país”, que además de médica “tiene un postgrado en género y violencia familiar y ha defendido los derechos de las mujeres a ultranza”. Le cuento que mi nombre es Florencia Vicente, tengo 27 años, he estudiado dos carreras, me he enamorado, elegido a mi pareja, elegido el momento en el cual formar mi familia y he elegido para parir a mi hijo, que hoy tiene 9 meses, la opción del PARTO DOMICILIARIO ASISTIDO POR PARTERAS.
   Según usted, nos encontramos mal informadas sobre la posibilidad de que la opción    que nosotras elegimos para traer al mundo a nuestros hijos se encuentra en jaque, ya que en ningún párrafo del proyecto de Ley que regula la labor de las Licenciadas Obstétricas se prohíbe el Parto Domiciliario. Me gustaría que me explique cómo es esto posible, es decir de qué manera voy a poder elegir ser asistida en mi domicilio por Licenciadas Obstétricas si se limita el ámbito de acción de las mismas, a instituciones públicas o privadas.
  En su respuesta a las cartas enviadas, alega usted estar de acuerdo en que cada mujer tiene derecho a elegir dónde, cómo y con quién parir, pero la realidad, es que esto es así mientras que encuadre dentro de lo que a usted y a las, cito textual “muchas mujeres que me votaron y que hoy, como yo, creen que parir seguras tiene que ver con estar asistidas en una Institución y con los profesionales que correspondan”. Señora, el respeto de los derechos es algo que se aplica con totalidad, no es a medias, no es sólo para las que creen como usted, por lo tanto me gustaría que comparta su razonamiento de en qué forma según usted mi derecho de elegir DONDE: es decir en mi casa, COMO: en forma natural, sin intervenciones innecesarias y CON QUIEN: acompañada de mi partera, (profesional altamente capacitada para acompañarme), no sería cercenado.
   Además le solicito por favor, se explique sobre el siguiente párrafo de su autoría:

“Si las mujeres nos quejamos (yo me incluyo) de sufrir maltrato por parte de los profesionales que a diario resuelven problemas gravísimos y salvan la vida de muchas mujeres y de muchos niños, aclaro que yo también he visto maltrato por parte de Parteras, ¿por qué no trabajamos para asegurar a la mujer un parto humanizado, en el que se respeten sus derechos y no se la “sobrepreste” ya sea por apuro o por exceso de pacientes o por falta de camas, etc? aseguremos que la formación académica de todos los profesionales de la salud también esté matizada de valores, respeto, ternura y contención; así me he comportado durante mis años de ejercicio de la medicina y mis pacientes pueden dar fe de lo que digo.”

  Dígame, ¿cómo favorecemos hoy, un parto humanizado, evitando que  se violen los derechos de la mujer y del niño por apuro o por exceso de pacientes o por falta de camas, cuando se elimina una de las pocas alternativas que tenemos, como es el parto domiciliario planificado, para no ser víctimas de tales abusos? ¿Cómo evitamos estos atropellos si el Ministerio de Salud está trabajando para que sólo se asista partos en los Centros de Salud, públicos o privados? Sra. Chieno es acaso que no ve que la SOLUCION que propone es la CAUSA del problema? Usted misma en su declaración lo afirma!
   No me resultan menos alarmantes sus palabras al referirse al maltrato sufrido por tantas mujeres, de los cuales usted asegura ser una (lo cual lamento, más si procedieron de una partera, lo que demuestra cómo se desvirtúa el arte de la partería en pos de adecuarse al modelo médico-institucional). Cuando dice que las mujeres “nos quejamos” de la violencia obstétrica que proviene de los profesionales, a los que raudamente revaloriza recordándonos que “a diario resuelven problemas gravísimos y salvan la vida de muchas mujeres y de muchos niños”… ¿es acaso el maltrato el precio que tenemos que pagar por el cuidado de nuestra salud y nuestra vida?
   Por último, le comparto las razones por las que he elegido esta modalidad para parir, aunque seguramente no sean valederas dentro de sus parámetros para parir, como usted dice “segura”: quise que durante mi embarazo la persona que me acompañe me respondiera todas las preguntas, que me conociera y desarrollara una relación conmigo, quise que se respetara el tiempo natural de mi trabajo de parto, que se respetara mi cuerpo y el de mi hijo, quise poder moverme a gusto y elegir la posición que me resultara más efectiva para la expulsión, quise poder alimentarme e hidratarme durante el trabajo de parto, quise estar en penumbras, en silencio, sólo acompañada por mi pareja y mi partera, quise que me asistiera personal médico sólo si el caso lo requería, que mi hijo no fuera sometido a prácticas innecesarias,  que no lo separen de mi y que lo primero que conozca fuera mi pecho. Quise APROPIARME de mi parto. Y en el futuro volveré a elegir PARIR CON PARTERAS, porque ya sé lo que es PARIR EN LIBERTAD, es parir SIN MIEDO… y eso cuando uno lo conquista NO SE LO QUITA NADIE.
   Antes de decir NO al parto institucionalizado, leí, me informé, aprendí. Antes de decirle NO al PARTO PLANIFICADO EN DOMICILIO ASISTIDO POR PARTERAS, le pido encarecidamente Diputada Chieno, que usted HAGA LO MISMO.


Me despido de usted.
Atentamente
Florencia Vicente


viernes, 14 de octubre de 2011

Nada como ir juntos a la par...


   Transitando la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, me permito recordar mi enamoramiento a primera vista de nuestro fular. Estando embarazada, lo supe ni bien lo vi: yo quería esa teloooota para llevar así a peque!!!, no sabía cómo lograría utilizarla y tal vez terminaríamos enredados unas cuantas veces, pero... yo lo quería igual!!!
Luca nació un 23 de diciembre, temporada de CALOR... MUCHO CALOR, pero eso no impidió que estuviéramos piel con piel, enamorándonos comodamente (enfulados nos quedábamos frente al ventilador que nos tiraba un poco de aire fresco). Recuerdo la primera vez que me lo puse, fue MÁGICO.
El tiempo fue pasando y hoy también tenemos un mei tai. Tanto el fular como el mei tai, son nuestro medio de transporte. Con Luca viajamos diariamente en colectivo y no hay mejor manera que viajar así. Tenemos dos cochecitos, pero sigue siendo más práctico, cómodo y agradable aventurarnos por las calles de la ciudad enfulados.
También es nuestro medio para hacerlo dormir, ya que generalmente se duerme en la cama con la teta, pero cuando no estamos en casa: mei tai con teta express y me duermo todo sobre mamá!
Para todas las señoras que me miran raro y/o me hacen preguntas con cara de terror:
- No señora, no va apretado
- No señora, tampoco está incómodo
- No señora, no llora porque se está asfixiando, lo que tiene es sueño y si usted le sigue hablando no se va a dormir
- Si señora, aunque usted no lo crea esto no es un invento de la "modernidad"
- No señora, no me mata el peso porque justamente lo distribuye en forma adecuada
- No señora, no está "siempre ahí", está cuando lo necesita ya que también es un apasionado del piso y de todo lo que el mundo le brinda para conocer.
Amo llevar a Luca cerca mío, amo que el paisaje ya no me interese porque lo único que puedo mirar son esos ojos maravillándose por todo lo nuevo que ven o cerrándose, pacíficamente para descansar con la mejor música que le puedo brindar: el latido de mi corazón, que obviamente... late por él.



miércoles, 5 de octubre de 2011

Momentos Mágicos...



  Alegría, felicidad, sorpresa. No porque sin esperarlo agarraste el tenedor que te ofrecí con un poquitín de puré del que yo estaba comiendo. No era porque COMISTE, era porque lo hiciste cuando vos quisiste, cuando te interesaste, cuando vos lo deseaste. Alegría, felicidad, sorpresa, al confirmar una vez más que la mejor manera de criarte, es acompañandote, dejando que vos marques el rumbo...


Miércoles Mudo: "Remerita artesanal"





jueves, 29 de septiembre de 2011

¿Es mucho pedir?

    ¿Es mucho pedir, que reconozcan en nosotras, mujeres, seres perfectamente diseñados para gestar y parir?
    ¿Es mucho pedir, que el tiempo de parto sea el que necesitan nuestros cuerpos y no el que necesitan los demás?
    ¿Es mucho pedir, que nuestras parejas, los seres que elegimos para crear vida, sean parte de este momento, porque los necesitamos y porque lo necesitan?
    ¿Es mucho pedir, que se reduzca el número de personas en el lugar a lo mínimo e imprescindible mientras atravesamos nuestro trabajo de parto?
    ¿Es mucho pedir, que podamos movernos por el lugar, buscando las posiciones en donde nuestro cuerpo se encuentre más a gusto para recibir esas sensaciones intensas?
    ¿Es mucho pedir, que donde nos encontremos, sea un lugar cálido y de luces ténues?
    ¿Es mucho pedir que no nos griten, sino que nos hablen bajito, suave, porque el bullicio y los gritos solo hacen que nos quedemos aquí y no podamos poner nuestras mentes en el lugar donde deben estar para abrirnos y dejar salir a nuestos niños?
     ¿Es mucho pedir, que durante las horas en que nuestro cuerpo está trabajando, haciendo su mejor papel, podamos tomar líquidos para hidratarlos y alimentarnos para mantener nuestras energías?
     ¿Es mucho pedir, que para la salida al mundo de nuestros hijos, elijamos la posición que sintamos más beneficiosa, aunque esta los obligue a adaptarse a ustedes y no a nosotras?
     ¿Es mucho pedir que no se nos practique una episiotomía de rutina sino que se evalúe con criterio si esta medida es realmente necesaria?
     ¿Es mucho pedir, si la situación requiere la realización de una cesárea, se recuerde que esta es una operación, que necesitamos mucho apoyo para atravesarla, que cuando estemos en esa mesa de operaciones, no aten nuestras manos, no nos ignoren y nos tengan en cuenta como a un ser humano?
       ¿Es mucho pedir, que esperemos hasta el cordón umbilical haya dejado de latir así la placenta les puede brindar su último esfuerzo cargado de beneficios a nuestros hijos?
       ¿Es mucho pedir, que nuestros hijos conozcan nuestros pechos antes que su balanza y su metro?
       ¿Es mucho pedir, que nosotros, los padres de nuestros hijos, habiendo sido debidamente informados, tomemos la decisión de qué procedimientos se le realizarán o no a nuestro hijo recién nacido?
     
  NO, NO ES MUCHO PEDIR, SON COSAS SIMPLES,
PERO ES MUCHO PARA DAR,
PORQUE NOS ESTARIAN DANDO NUESTRO PARTO.





     

martes, 27 de septiembre de 2011

Poniéndole el pecho...



   Y bueno, una vez más un nuevo desafío "láctico". Sí, porque desde hace dos días uno de mis pechos me viene molestando mucho. Tengo un dolor, como si me hubieran golpeado, como un morentón, y está bien dificil ofrecerlo al peque. Después de hablar con mi amiga Meli, llegamos a la conclusión que tal vez sea un conducto tapado, o en vías de, entonces estoy tomando todas las precauciones, paños tibios antes de la mamada, masajes, cambios de postura en la toma (lo cual con el peque tan inquieto y explorador como está es un desafío) y seguir dándole ese pecho aunque sienta dolor (auch).  No mejoré mucho, pero tampoco estoy peor, veremos como sigo en los próximos días.
    Lamentablemente esa no es mi única dolencia, ya que hoy al levantarnos quise dejar a Luca en el piso para empezar a preparar el desayuno y chan! Un dolor en la cintura como si me partiera en dos! Despacio, lo pude dejar y me arrimé una silla, me senté y empecé a tratar de respirar hondo para no ponerme más dura. Y así estoy, con dolencias varias y algunas preocupaciones por afectos con los que me gustaría estar pero aún no puedo.
    El peque por suerte de buen humor, sólo que hoy llora un poco más... porque yo tardo un poco más para todo (voy en cámara lenta :S) y no le puedo jugar como todos los días.
    Pero bueno, ya me iré reponiendo de a poco, igualmente tengo una noticia feliz, y es que le han dado el alta al bebe recién nacido de una familia amiga y ya están los tres en su casita empezando a disfrutarse. Eso pone una sonrisa en la cara a cualquiera verdad? :)

viernes, 23 de septiembre de 2011

Adentro y Afuera

   Nueve meses llevándote en mi interior, nueve meses llevándote sobre mi.
   Un nuevo mes nos aleja de ese día en que nuestros cuerpos se separaron, más no nuestras almas, porque seguimos siendo uno, en nuestra burbuja, protegida por el Gran Cuidador, ese hombre que siempre está cerca. Son nueve los meses en donde cada día he visto en esos ojos el mundo. ¿Cuánto me has venido a enseñar? ¿Qué aprendizaje me regalarás mañana? ¿Cuál será el próximo saber preestablecido que derrumbarás de un plumazo con la sabiduría de tu inocencia?
   Hipnotizada, te sigo, ansiosa por todas las sorpresas que me develarás...


Adentro...


Y afuera...

jueves, 22 de septiembre de 2011

Lo que impulsa...

   Es una llamita, un pequeño fuego, que se aviva, que se agranda, que se enriquece y se expande, es energía, es acción, es amor, es el deseo PROFUNDO, SINCERO de que todas las madres puedan elegir cómo, dónde y con quién parir.
   Dos madres que así lo hemos hecho, no juntamos, creamos y compartimos con el mundo este video, para sumar voluntades, para crear conciencia, para que toda mujer que así lo quiera pueda ser cuidada y asistida por mujeres como la que nos ha acompañado en nuestro parto.
  
Disfrutalo haciendo clic aquí: La DECISION es PERSONAL, el DERECHO a ELEGIR es de TODAS

                Sumate al petitorio: http://www.peticiones24.com/porelderechoaelegirelparto
                                         Ayudanos a difundir

Gracias Meli (Biencriando) compañera puerperal rebelde... porque 2 cerebros puérperos pueden más que uno!

domingo, 18 de septiembre de 2011

La decisión es personal, el derecho a elegir es de TODAS


    Como muchas ya saben, la primera GRAN decisión como padres para nosotros, fue elegir cómo, dónde y con quién sería nuestro parto. Fue un largo camino, una búsqueda, un aprendizaje. Encontramos la respuesta en los ojos de mi partera, en sus palabras sabias, en su fe en la naturaleza y la mujer, en sus manos suaves, en su sutileza, en su empatía, allí encontramos la alegría del parir. Y la angustia dio paso a la emoción, y el miedo se fue esfumando y aparecía la toma de decisión. Esta experiencia nos ha marcado como padres, fue el pintapié inicial, abrimos el juego y este fue nuestro modo, poniéndole fichas a la idea del parto como suceso natural y fisiológico. Nos dejó marca, más no cicatriz, porque quedó marcado en nuestros corazones cómo serían las premisas de nuestro rumbo como padres.
   Hoy en la Argentina, la posibilidad de elegir este tipo de partos está en peligro, y es por ello que se ha comenzado una campaña de recolección de firmas, para hacer oir nuestra voz, para que PARIR EN CASA CON PARTERAS siga siendo una opción de parto.
   Les pido, mamás blogueras que se sumen en esta movilización, más allá de lo que cada una prefiera, porque lo imponte aquí es tener en cuenta que:

La decisión es personal, el derecho a elegir es de TODAS


             http://www.peticiones24.com/porelderechoaelegirelparto

martes, 13 de septiembre de 2011

Miércoles Mudo: "Agarro, tiro, DISFRUTO!"





Canciones Terroríficas para Traumar Niños

A propósito de mi anterior entrada sobre el "Sindrome de la Madre Cantora", hago un llamado a la reflexión sobre aquellas canciones con las que acunamos, alegramos y entretenemos a nuestros niños.
Resulta ser que me he percatado que muchas de ellas las cantaba, sin detenerme por un minuto en su letra.

Aquí recopilo la "Selección de Canciones Terroríficas para Traumar Niños"

El Elefante Trompita:

Yo tengo un elefante que se llama Trompita                

  Uno podría pensar, al comenzar la canción, que a Trompita, lo nombraron así, por la trompa caracterísca de los efantes no?... Pero ajajá... qué hace un niño cuando se enchincha?: Puchero, TROMPITA. Ya les estamos avisando algo desde el primer verso... el elefante pibe, sos vos, así que escuchá atenti ehhh.

que mueve las orejas llamando a su mamita
y la mamá le dice: "Portate bien Trompita",

  Ok. Mensaje subliminal: por llamar a mamita, Trompita recibe advertencia de "portarse bien", es decir: "a ver querido si si muy lindo lo que haces pero ya está, juga solito ehhhh, autoentretenete, se más independiente que no te cuesta nada si?"

sino te voy a hacer chas chás en la colita.
 
  Y acá la sutileza se fue por los caños y bueh...

Canción para el baño (desconozco el título):

Todos los patitos se fueron a bañar
y el más chiquitito se quiso quedar
la madre enojada le quiso pegar
y pobre patito se puso a llorar

 P O B R E patito es poco, le fue peor que a Trompita. No hay mucho que decir, el pobre infeliz quería quedarse un poco más en el agua, chapotear y la ligó. NO querido, que el "a los golpes se hacen los hombres" también se aplica a los patos y qué es eso de llorar? "A llorar a la iglesia" ehhh.


 Y Como si todas las ventajas del colecho no fueran suficientes, cantándoles esta nana no hay muchas posibilidades que quieran dormir solos:

Duermete niño,
 duermete ya,
que viene el Coco (para mi que acá habla de Estivill)
 y te comerá (en el caso del "Doc" te cierra la puertita y te apaga la luz aunque estés a grito pelado)


Y para finalizar, llegamos a esta canción que para mí es la versión musical de la saga entera de "El juego del miedo", con el plus de anular la posibilidad del reclamo social.

Los maderos de San Juan:

Acerrín Acerrrán los maderos de San Juan
piden pan no le dan
piden queso le dan hueso
y le cortan el pescuezo


 En fin, todas estas canciones son canciones de mi infancia que hemos recordado con mi madre y nos hemos reído de lo que canturréabamos alegremente. Creo que mejor me quedo con mis canciones inventadas sin ritmo ni rima... no?




 

domingo, 4 de septiembre de 2011

Mi niño no me come... (sólidos)

   Hace un tiempo, camino al trabajo, haciendo el recorrido semanal en el 109 con Luca, sentaditos adelante íbamos panchos y el peque medio gagá por la teta que había tomado antes de salir. Intuí que en algún momento de nuestro viaje se dormiría placidamente. En un momento, sube una mamá con una beba. Le dan el asiento contiguo al mio. Sienta a la niña y se pone a buscar monedas, después la tarjeta, después otra vez las monedas. Agarra a la nena y le dice al chofer si puede bajarse porque no le alcanzan las monedas y se olvidó la tarjeta. Le ofrezco monedas y al mismo tiempo el chofer le dice que viaje igual. Comenzamos a charlar, del tema más que obvio: los paquetitos que llevábamos en brazos. Los nombres, las edades (su beba tenía 9 meses), a dónde íbamos cada una, etc. En un momento la conversación gira hacia la comida. Me pregunta si come, le digo que todavía no. Que no está interesado. Ella asombrada me mira y me dice, "pero ya tiene siete meses y medio". Pero no le llama la atención le digo, le he ofrecido y no quiere. "Ahhh no, a mi la pediatra me dijo que si o si tenía que empezar a comer a los seis meses. Que por lo menos la cena. Y la verdad que cuesta, porque llega la noche y ella quiere la teta y dormir. Y a mi me da cosa" me contesta con un poco de aflicción y a continuación me pregunta: ""¿Toma la teta o mamadera?" le contesto que toma teta, y sentí como un alivio en ella, como si constatara que lo que hace no está mal (seguir dándole la teta a su beba). Le cuento que en casa hemos dicidido que la relación entre Luca y la comida sea del tipo placentera, que estamos tranquilos porque sabemos que en la leche materna está el alimento (lo constatamos mes a mes cuando nos corroboran que sube de a 1 Kg.), que en esta etapa con los sólidos, se trata de exploración y básicamente de aprendizaje y que queremos que ese aprendizaje sea grato para él. Y que llegamos a esta conclusión después de ofrecerle alimentos y ver la variadad de caras de asco que pone, tanto que lo que le ofrecemos no lo quiere tocar ni con su dedito explorador!!! Es que hasta cuando lo toco yo pone cara de asco!!!. Sólo en tres ocaciones, intenté darle de comer con una cuchara y el resultado fue vomitoso, sin siquiera lograr que pruebe el sabor de la comida, el peque empiezó a hacer arcadas y fueron tantas que terminó vomitando de lo lindo. Creo que nos dejó bien en claro que NO era su momento de ampliar su dieta con sólidos, o al menos de los comestibles, porque si le da gusto saborear papel, cartón y demás cosas que uno dice: GUÁCALA!!!
   Pero estos días, que ya hemos entrado en su maravilloso octavo mes, evidenciamos un cambio de actitud, fueron unas tímidas miradas, unos pequeños coqueteos hacia lo que estábamos comiendo y en plan de "ver qué pasa" le ofrecimos arroz con verdura, en la mesita de su sillita colocamos una cucharadita y luz verde para el enchastre y así fue, primero obviamente con su dedito antena y después con toda la mano y con alegría, apretujando e intentando llevar algo a la boca, mientras nosotros nos hacíamos los distraídos pero pispeábamos con un ojo, no vaya a ser que le dira pánico escénico y se nos cohibiera. Y así ya pasaron por sus manos, un par de fideos, alguna galletita de agua y alguna otra cosita más. Estamos muy felices de ver cómo poco a poco y a su ritmo el peque comienza su aventura con la comida.
   Nos ayudó mucho y nos brindó tranquilidad para esta nueva etapa leer "Mi niño no me come" del Dr. Carlos Gonzalez. Lo recomiendo a todas las familias en donde haya un pequeño que se esté por aproximar a los benditos seis meses donde la expectativa social y muchas veces familiar es que de una ya se coma un pollo con papas al horno y de postre una creme brûlée.
   A continuación convido a tod@s con el registro de estos bellos momentos de inciación de nuestro peque!

                                      

  
video

viernes, 2 de septiembre de 2011

Hay que salir al sol!

   Después de unos quince días aproximadamente que estuvimos entre mocos y molestias varias, el domingo y el lunes por la tarde salimos a disfrutar del solcito renovador. Igualmente aunque no hubieramos estado apestados nuestras actividades al aire libre hubieran sido nulas, ya que el tiempo estuvo frío y feo. Pero junto con nuestra mejoría, salío el sol y al parque fuimos, el domingo con mi mamá, es decir la abuela Rosi y con el tío Martín. El lunes por la tarde fue día de plaza con papá. Qué lindo que es estar afuera bajo el calorcito del sol! Ver un poco de verde, respirar aire fresco, ver pájaritos, árboles, en fin... un poco de naturaleza en esta selva de cemento. Muy revitalizante!!!
   Aquí les dejo, las fotitos que saqué estos días, así de paso las que no nos conocen lo van haciendo.
   Esperando que la semana siga así... me voy despidiendo, despacito cual ocaso de película romántica (¿?) jajajajaj.
                                                                                            ¡Besos pa tutti!


 

Con papá, manoteando el mate con el dedito explorador


Con la Abu Rosi y el tío Martín

 
  



Aquí está mi peque bombón!



Con mamucha, es decir conmigo =)



Tu Sonrisa lo ilumina TODO


martes, 30 de agosto de 2011

Yo Creo



"Un niño criado en libertad y respeto tendrá la posibilidad en su futuro de reclamar para sí y para los suyos esos derechos"