Reflexiones, ideas y anécdotas de una mamá puérpera...

martes, 30 de agosto de 2011

Yo Creo



"Un niño criado en libertad y respeto tendrá la posibilidad en su futuro de reclamar para sí y para los suyos esos derechos"

  

Feliz ... en tu día

   Hoy es un día especial, hoy es un día de fiesta, de celebración. Hoy es un día para no dejar de sonreir por ningún motivo ni siquiera un segundo. Hoy es el cumpleaños número DOS de una bundincita como le dice su abuela, de la cholita como le dicen su mamá y papá, y de una ahijada, como le digo YO. Hoy es el cumpleaños de María de los Ángeles, una peque que sentí sería especial para mi desde que supe que estaba en la panza de su mamá. Y fue su mamá que me dio el regalo más lindo que recibí y fue elegirme para acompañar con título oficial a esta bombona en su camino.
  Y acá le preparé un regalito para esta familia que quiero tanto, porque quiero festejar junto con ellos esta vida maravillosa que trajeron al mundo. ¡Cholita Feliz Cumple!


 Nuestros corazones laten más fuertes desde que nos mirás
                      Te quiero mucho y más...
                                            Tu madri Flor


video

sábado, 27 de agosto de 2011

Agrandando la vitrina (II)


   Sigo con la ceremonia de repartija de premios, los cuales agradezco de corazón.
   Es el turno del premio que me entregaron Bren de Amo Ser "MAMA" y Pao de creciendo juntas. Muchachas: Gracias Totales!!!
     Como escribió Pao en su blog, versátil significa facilidad grande para el cambio, es por ello que si bien tengo que pasarle el premio a 15 blogs, en realidad me gustaría entregárselo a todas las mamás que le ponemos fichas a la crianza con apego, porque siento que estamos apostando al cambio y lo hacemos reflexionando sobre lo ya establecido e intentando tener flexibilidad en nuestro quehacer maternal. Y porque ser mamá es estar dispuesta a que tu realidad cambie constantemente!!!
    Aquí paso el link de algunos blogs escritos por estas mamás locas!!!

http://www.amosermama.com.ar/
http://bebeabordodemama.blogspot.com/
http://aupitademamaypapa.blogspot.com/
http://carruseldesofia.blogspot.com/
http://www.creciendocondavid.com/
http://saraillamas.blogspot.com/
http://nivescens.blogspot.com/
http://lactandoamando.blogspot.com/
http://mariposasyserpientes.blogspot.com/
http://maternarconamor.blogspot.com/
http://www.maternarte-web.com.ar/
http://minervaysumundo.blogspot.com/
http://sosmicorazonfuerademicuerpo.blogspot.com/


     Acompañando este premio tengo que compartir 7 cosas sobre mi:

1) Me encantan las fotos, mirarlas, sacarlas... salir yo no tanto pero bueh! Cuando nació Luca me decidí a comprarme una cámara réflex para sacarle todo el jugo a mi modelo favorito.
2) Muchas mamás cuentan que eran súper ordenadas y prolijas y que una de las cosas que aprendieron de sus hijos es a relajarse y "desaprolijarse"... bueno, ehhhh yo, no puedo decir lo mismo, je, siempre fui desordenada y despistada, no sería justo responsabilizar al peque de ello, pero sí lo puedo hacer con mi puerperio y adjudicarle la potenciación de esta característica mia.
3) No me gusta cocinar. Voy a tratar de explicarlo lo mejor posible: tardo mucho, le pongo garra y expectativa y el resultado es malíiiiiisimo: ¿así cómo le va a gustar a alguien cocinar?
4) Soy profe de sordos, hablo Lengua de Señas Argentinas y faltando la mitad del último cuatrimestre para recibirme de Intérprete de LSA, dejé: es que estaba un poquito muy embaraza!!!
5) Tengo los dedos gordos de los pies largos... muy. Y todos me cargan . A pesar de esto, me he encariñado con ellos, porque a) no los puedo cambiar, b) los veo al menos dos veces por día, y c) los he utilizado para cambiar el canal de la tele mientras estaba acostada y no encontraba el control remoto, por lo cuál me fueron muy funcionales.
6) Me gusta mucho leer, cuando lo hago, es porque lo que leo me atrapa y si me atrapa no paro hasta terminarlo. He servido la mesa con un libro en la mano (y comido con él, los otros comensales no están tan a gusto con esta manía).
7) Me encanta viajar. Conocer otros lugares, otra gente y no hace falta que sea muy lejos. En las vacaciones me gusta poder visitar diferentes lugares, cosas, achancharme en un lugar hasta que llegue el fin de la quincena no es lo mio, disfruto moviéndome en libertad de acá para allá.

jueves, 25 de agosto de 2011

Agrandando la vitrina



   Feliz de recibir tantos premios, tantos que necesitaría el trabajo duro de un obrero para semejante vitrina je!
   Es que en estos días muchas cabecitas maternales se han acordado de esta puérpera y amorosamente me han hecho acreedora de distinguidos galardones. Y aunque no tenga el vestido hecho a medida de Carolina Herrera, como en mi sueño del Oscar, y mis pantuflas de garras felinas que llevo puestas junto con mi nariz colorada de tanto sonarla no sean el atuendo que requiere la ocasión, no por ello me siento menos glamorosa y aquí los expongo y contesto lo que hay que contestar, haciendo uso a máximo, al tope, al 100% de mi cerebro resfriado.
  Para arrancar, este premio que es una belleza de galardón. Debo decir que recibirlo me hizo sentir... puff! súper bien!!!
   Le agradezco haber pensado en mi para entregármelo a: Meli de biencriando, a Bren de Amo Ser "MAMA" y a Tamara de Carrusel de Sofía.
   Tengo que contestar las siguientes preguntas:
Te consideras a ti misma una Mamá Consciente?
Qué significado tiene para ti esa denominación?

   Para mi, ser mamá consciente, significa recordar que todos mis actos, influyen en el crecimiento de Luca. Que junto con su papá, somos los primeros en mostrarle el mundo, que será mi mirada de la vida, con todo lo que ella nos trae, parte de su bagaje. Es por ello que no sólo pienso en mis palabras sino también en mis acciones, para con él y para con mi propia vida. Porque de nada servirá que el día de mañana le diga que se anime a nuevas experiencias, que aprenda de sus errores, que se sobreponga a las adversidades, que no tenga miedo a equivocarse, que cuide de los suyos, que se valore a sí mismo si yo no fui capaz de hacerlo.
   Por otro lado, siento que ser una mamá consciente es poner en práctica la capacidad de reflexión, es guiarnos por el instinto natural, buscando al mismo tiempo el apoyo desde un aprendizaje teórico, persiguiendo el fino equilibrio entre la voz interna y la intelectual.
  Por último y no menos importante, para mi, ser mamá consciente, se trata de ponerme en el lugar de Luca, en tratar de ver el mundo como lo ve él y a partir de ello brindarle lo que necesita, porque sus necesidades y deseos están primero.
   Con respecto a si me considero una mamá consciente, bueno... lo intento día a día, sin buscar la perfección, mas bien intentando brindar lo mejor que tengo para dar. Y hoy, esta es mi más preciada tarea.
  
   Aún me queda otra tandita de premios, pero hasta aquí por hoy, ya que los ratoncitos que giran la rueda en mi cabeza no dan más!
   Quiero pasar con mucho cariño este premio a mi comadre Pao de creciendo juntas porque detro de poco ya cumple ¡2! años de ser una mamá consciente, a Ana de Creciendo con David, porque en estos días estuve leyendo unas entradas que no tienen desperdicio alguno, a Edna de Mariposas y serpientes porque recuerdo cómo supo transformar un día irritable de Eduardo en una experiencia culinaria entretenida para ambos y a Sarai de El blog de Sarai Llamas porque esta semana en una de sus entradas con unos comentarios particulares dio una clase magistral de tolerancia y respeto, y esas me parecen excelentes cualidades en una mamá consciente!!!
   Continuaré en otro momentico para poder agradecer y contestar como corresponde ;)
   Sin otro particular, me despido con la siguiente reflexión de mi autoría: "La vida, es una ensalada y yo... la condimento como quiero!!!"

Arrivederchi a tutti!!!
  

martes, 23 de agosto de 2011

Esto no es moco de pavo!

   No no, no es moco de pavo. Es moco de toda una familia!!! Es que desde el miércoles por la noche estamos tratando de batir un nuevo récord Guiness: mayor utilización de pañuelitos descartables, creo que lo hemos batido cómodamente.
   Nuestras peripecias moquísticas tienen su origen el lunes por la noche, cuando nos enfrentamos al primer encuentro con la Sra. Fiebre. Luca tuvo fiebre por primera vez, afrontamos esta novedad, con calma y dándole un voto de confianza a su pequeño cuerpo. Pasó toda la noche afiebrado, no sabría decir con exactitud cuánta temperatura tuvo porque estando dormido profundamente no lo quise molestar. Supuse que era un dato que no nos aportaría demasiado ya que sólo se estaba tratando de fiebre y ningún otro síntoma. Así que el organismo del peque nos avisaría si debíamos cambiar de estrategia. No dormí mucho ni muy bien, pero el gordo durmió como una pequeña morsa. Al otro día despertó sin fiebre, con mucho decaimiento, pero nada más. Fue el miércoles por la mañana al despertar cuando comenzó la producción moquística a gran escala!!! Qué resfrío mamita querida!!! Bueno, descubrimos a qué vino la fiebre. Nos pusimos manos a la obra y comenzamos con el vapor, cremita de tomillo, aceite de eucalipto. Así pasamos los días y poco a poco tanto papá como yo comenzamos a sentirnos pachuchos también. Si, ahora estamos tooooodos apestados. Yo no me sentía así desde no se cuándo!!! Tengo mi cerebro y mi nariz compitiendo por quién late más fuerte y más rápido, la paspadura de mis fosas nasales hacen que el papel tissue se sienta como papel lija y además como me gusta innovar también tengo dolor de garganta. Así estamos. Esta situación dio pie a nuevas experiencias. Paso a enumerarlas:


1)  El peque ya está listo para sumergirse en el agua: Es que como tiene tanto moco, al tomar la teta desarrolló la siguiente técnica: dos succiones una aspiración de aire, dos succiones una aspiración de aire. Me da mucha cosita!!! Por lo tanto ahora le doy la teta en la mecedora, así no está en posición horizontal y los mocos no joden tanto.
2) El Show de los Sonidos Desconocidos: Toses, achúses y soplada de naricen son cosas nuevas para el peque, que cuando las escucha nos mira con ojos como plato esperando que le digamos con una sonrisa le digamos que ese escándalo son simplemente mamá estornudando o papá sonándose el naso.
3) Ahora, En mi cama somos Cuatro: y es que ya le estoy encargando a la creativa de Sarai un nuevo logo, esto se debe a que ahora no sólo compartimos nuestra cama con Luca sino que el rollo de papel higiénico (se me terminaron los pañuelos descartables, los de tela y cualquier otra cosa que pueda servir a tan noble fin como lo es deshacernos de los malditos mocos). Es que como al correr la cama hacia una pared (para mayor seguridad) me quedé sin la mesita de luz, el viejo y querido papel higiénico descansa al lado de mi almohada, siempre listo cual boy scout para socorrerme.
4) Mi casa es tu casa y mi Vapor es tu Vapor: todos los días celebramos las Honorables Cumbres Familiares. Se trata de reuniones especiales, mientras papá o mamá se están bañando, todos aprovechamos el vapor para la descongestión. Si pudiera me hago unos mates ahí eh!

   En fin, así estamos, esperamos que esta peste al por mayor se nos vaya pronto... y de volver a respirar con nuestros orificios nasales 100% libres de mocos!

viernes, 19 de agosto de 2011

¿Qué le anda pasando Dr.?

   "Venga Doctor, cuenteme, vamos qué le anda pasando? Es que no lo veo nada bien, no no. Lo veo como desconectado, ascelerado... es por eso que a cada paciente le dedica tan poco tiempo? Tampoco anda muy bien de la memoria! Vamos que usted y yo sabemos que no recuerda mi nombre, ni mi historia. Y anda con problemas de visión Doctor? Es que lo veo tan concentrado en su fichita, sin levantar la vista y mirarme a los ojos, asi todo encimismado.
No doctor, yo no lo veo nada bien. Y esa manía que se agarró de andar mandando estudios a lo loco y de recetar remedios a lo pavote. Mmmm que le andará pasando Doctor, ya no lo maravilla la perfección del cuerpo humano? No vaya a ser que se haya contagiado de su amigo el obstetra no?! Dios nos libre que usted también se haya olvidado de diferenciar la salud de la enfermedad!!! Porque su amigo le digo, está que no da pie con bola ehhh. Allí va con su oxitocina, ascerando lo que no hay que ascelerar, indicando cuando hay que pujar a una mujer! Que no? Vaya, vaya a verlo y lo verá, con poca paciencia mirando el reloj y el monitor. Es que el pobre tiene miedo, mucho, se ha olvidado que la naturaleza es sabia y ahora sólo confía en aquello que pude medir y controlar. Me da pena el pobre, se cree que él es el que trae a los niños al mundo. Y así anda, creyéndose todas las excusas que se inventa para abrir barrigas, tanto se las cree que se confunde y ya piensa que eso que hace él es lo mismo que hace la naturaleza. Triste muy triste. Entonces, así estamos vio Doctor, hágame caso, que yo lo veo bien, no no."






Para todos aquellos profesionales de la salud que reconocen en los que acuden a ellos, a seres humanos, y trabajan teniendo en cuenta la hermosa complejidad surgida de la combinación de la mente, los sentimientos y el cuerpo.

lunes, 15 de agosto de 2011

¡Super Freak!

   Estos días, estuve teniendo en mi mente la película "Little Miss Sunshine". Realmente me EN CAN TA esta película. Toda esa familia "disfuncional" (¿quien tiene una completamente "funcional"?) acompañando a la más pequeñita del clan a realizar su sueño, participar en un concurso de belleza, sólo que su belleza no entra dentro de los parámetros de estos certámenes. En realidad, los sobrepasa.
De alguna manera, esta historia, me hace acordar a mi familia de origen... un poco menos excéntrica, es verdad, pero sí particular. Es que se trata de una familia ensamblada, que fue cambiando con los años, donde hay hermanos, hermanastros, medio hermanos, figuras paternas, es un popurrí. Y en la época en que yo era chica (ayyy parezco de otra era!!!) este tipo de familias no eran lo habital, es más creo que durante la primaria, la única con padres divorciados era yo. Las desventajas de esto era:
1)el día que me enseñaron a hacer el árbol genealógico, casi me agarra un pico de stress
2)cuando me preguntaban: "¿él es tu hermano/ tu papá/ tu tío/ tu tía/tu abuela/tu prima?"... yo respondía que sí, era imposible que entendieran la filiación real en menos de 15 minutos.

La ventaja de haber crecido en una familia así es sentir que cada miembro forma parte de ella, porque así lo desea, porque lo que nos une y nos ensambla es el amor, y no el´"título", porque somos de distintos lados pero del mismo a la vez. De esta forma, aprendí que la familia se construye, que los vínculos se trabajan, se cuidan, se alimentan y que esa es la forma de hacer de una casa un hogar, de un grupo de personas, una familia.
   A continuanción les dejo una de las mejores escenas de la peli:


   Y además, un video que hice hace bastante tiempo atrás, esta es mi familia pre Luca...  lo comparto con ustedes... y como decía Guillemo Francela en La Familia Benvenutto: "¡Lo primero es la famiiiiilia!" jajjajaja


video


viernes, 12 de agosto de 2011

Escuchando su mirada

   Todavía no habla... con palabras, pero puedo ver en sus ojos lo que siente. Puedo ver cómo se maravilla mirando la ventana del colectivo al viajar a nuestro trabajo, puedo ver cómo se concentra para agarrar algo y explorarlo, puedo ver cómo me busca o espera al jugar a desaparecer, veo cómo al despertarse "inspecciona" el lugar hasta que lo reconoce. Veo tantas cosas es sus ojitos que siento que me hablan clarito sin necesidad de las palabras.

Hablando a tu corazón (Charly García)
Oh, no puedes ser feliz,
con tanta gente hablando, hablando a tu alrededor
Oh dame tu amor a mí,
le estoy habalando, hablando a tu corazón.
Cuando estas muy sola
sola en la calle
con tanta gente hablando, hablando a tu alededor
no necesitas alguien que te acompañe
le estoy hablando hablando a tu corazón.
Oh, no puedes ser feliz,
con tanta gente hablando, hablando a tu alrededor
Oh dame tu amor a mí,
le estoy habalando, hablando a tu corazón.
No importan el lenguaje ni las palabras
ni las fronteras que separan nuentro amor.
Quiero que me escuches y que te abras
le estoy hablando, hablando a tu corazón.


Gracias hijo, hoy más que nunca, por hablarle a mi corazón...
                                                                                                                         

jueves, 11 de agosto de 2011

Se va la seguuuunda!

   Recibiendo otro galardón más, que me viene como anillo al dedo para despejarme... aquí, contesto las correspondientes preguntas que acompañan tan honorable premio :)

Por qué comenzaste a escribir tu blog?

  Se dieron dos cuestiones en simultáneo que influyeron para que me animara a tener este espacio en el vasto y amplio mundo del los blogs... por un lado, mis amigas Pao (creciendo juntas) y Meli (biencriando) me hicieron hinchada y arengaron para que me ponga a escribir, y por el otro yo ya andaba escribiendo en una libretita los pensamientos que me rondaban por la capocha, no se si serán de mucho interés, si serán muy reflexivos, es más, algunos hasta no se si tendrán lógica... pero tampoco se le puede pedir tanto a una puérpera che!

Qué sería lo que más te causaría alegría y emoción en la vida?

   Esta es difícil... ya se! que un día venga Luca y me diga: "Vieja, qué rico que te salió todo" :P
   No, hablando en serio (aunque que me diga eso sería muy lindo... lo digo por las pocas probabilidades que tengo de cocinar bien), en este momento, no se si se me ocurre algo puntual, porque tengo una pequeño creador de emociones y alegrías constantes, es como el conejito de Duracell. Me hace feliz tanto y tantas veces al día.

Con qué sensación te quedas cuando escribes comentarios en otros blogs?
  Con una linda sensación, sintiendo que dejé un poquito de mis pensamientos en otro rincón y esperando poder generar un lindo "ida y vuelta".

 Con qué sensación te quedas cuando lees los comentarios que otras mamis o papis dejan en tu blog y por qué?
  Asombro y un poco de timidez porque a alguien le interesó lo que pasó por mi marote o mi corazón.

Relata una anécdota divertida y alegre con tu/s hijo/s.

  A Luca por ahora no le interesan para nada los sólidos, le estoy ofreciendo alguno que otro, pero tiene todo un abanico de expresiones para dejarme bien clarito que ESA COSA QUE LE ESTOY ACERCANDO NO LE INTERESA. Tanto es así, que ni siquiera quiere explorar, estrujar o enchastrarse. Con su dedito explorador, apenas toca algo pone cara de asco y cierra los ojos. Y el otro día tenía esa reacción cuando YO tocaba la zanahoria que le ofrecí!

 Relata una anécdota que te emocionó hasta las lágrimas con tu/s hijo/s.

   Lloré de emoción cuando Luca se rió con la teta en la boca. Fue por momentos como esos por los que no bajé los brazos.


  Y así termino, pero no antes sin pasarle, cual antorcha en las olimpíadas, el premio a Edna de Mariposas y serpientes :D

Un beso pa tutti!!!

  

Criando Padres

   Estoy preocupado che. Me he encontrado con gente y me han comentado que me estoy equivocando con mi mamá. Que la estoy malcriando. Que cómo es eso que cada vez que me tiene en sus brazos estoy calmado y alegre? Que cómo es que ya con 7 meses no largué la teta, que ya tiene 7 meses de madre che!!! Se va a malacostumbrar. Y que no puede ser que duerma con ella y con papá. Pero es que yo los veo tan tranquilos cuando dormimos juntos, tan plácidos, a mamá casi ni la despierto para la teta. Y cuando nos despertamos hago una sonrisita y ellos ya están de buen humor!!! Esa es otra... cada vez que me sonrío se ponen como locos je.
Estuve leyendo, algo sobre el apego, el contacto entre madre y bebe y eso, ahora entiendo por qué mamá siempre está cerca. Entonces, como empecé a reptar y a entretenerme un poquito solo, a cada ratito la busco con la mirada y le sonrío, asi se queda tranquilita, así sabe que está todo bien.
Yo no los apuro para nada, ya tendré mi tiempo para ser "autónomo", "independiente" como me dicen los demás. Ahora, los dejo disfrutarme...

martes, 9 de agosto de 2011

Como una caricia al corazón

   Eso es lo que sentí, el día que abrí el blog de Meli (biencriando), para chusmearlo y tener alguna buena lectura y me encontré con un premio! Para MI! Y yo ni tenía blog. Me hizo muy feliz que mi compañera de puerperio haya pensado en mi para este premio pro lactancia.
   Como hizo ella, supongo que tengo que contar hasta cuando andaremos teteando por aquí. Siento que la respuesta no la puedo dar yo, sino el peque, será él quien de vuelta de página y empiece otro capítulo.
    Aprovecho la ocasión para contar una experiencia que acabo de vivir hace pocos días, experiencia que sentí especial y extraordinaria. Resulta que hará unas semanas, decidí ir al cine (me gusta mucho el cine y mi niña interior no podía renunciar a ver el final de la saga de Harry Potter :P). A Luca lo dejaría con mi mamá, ya que sospecho que aún no puede disfrutar con mamá de una peli. Tres días antes comencé a sacarme leche. Con Luca solo estuvimos separados unas pocas horas, los motivos fueron un casamiento y una película en el cine. Yo estaba un poco preocupada, porque en la última ocasión, le había dejado dos mamaderas con 125 mm y se las tomo toditas en tres horas (lo que duró mi salida), eso me sorprendió mucho (como la teta no es transparente no tengo idea cuanta leche toma). Esta vez quería dejar más provisiones, por las dudas y comencé a extraerme leche tres días antes (una mamadera por día, tampoco es que andaba como loca con el sacaleches todo el tiempo, aunque el último día medio me descontrolé y lo llevé a lo de mi mamá "para sacarme un poco más"). Cuestión que dejé cuatro mamaderas para el peque. Se acercaba la hora para irnos y yo sentía por dentro mucha ansiedad, nervios, no me sentía cómoda, hasta me empecé a cuestionar que por qué no esperé a ver la película en DVD. Luca estaba con mi mamá y mis hermanos jugando, y yo me sentía muy rara. Faltando media hora para irnos, veo que se empieza a ofuscar y decido darle una última teta. Nos fuimos a la pieza, nos acostamos y tomó la teta. A medida que iba pasando el tiempo, me fui relajando cada vez más y más, la ansiedad se me iba yendo junto con los nervios, toda esas sensaciones se iban diluyendo. Luca se quedó dormido. Y yo maravillada, por haber tenido ese momento juntos, para los dos antes de irme. ¿Habrá sido el efecto de la mágica oxitocina?, ¿la que Michel Odent define tan acertadamente como la hormona del amor?  Y me fui feliz. Ahora ya aprendí para la próxima vez que Luca no me pueda acompañar  a algún lugar, que la mejor manera de irme es haber estado así de juntos.

Quisiera pasarle este premio a dos mamás: a Mica de Mirando tus ojos aprendí, porque logró dar la teta luego de una cesárea, y porque aunque le hubiera gustado que su historia de lactancia durara un poquito más creo que lo hizo FENOMENAL.
Y también a mi comadre que alimenta a mi ahijada con lo mejor que le puede dar, porque es una defensora de la teta 100% y siempre desea a toda mujer la posibilidad de vivenciar la lactancia... para vos Paolis (creciendo juntas) con mucho amor.

domingo, 7 de agosto de 2011

Bebes de mi... segunda parte

   Como conté en la anterior entrada, dividí mi experiencia de lactancia en dos partes. La primer parte la narré hace tiempo, cuando Luca tenía tres meses. Ya nos habíamos establecido, habíamos aprendido y nos acoplábamos perfectamente. Nos disfrutamos mutuamente. Alrededor del 4to mes, comencé a sentir unas molestias durante las tomas, leves, a las cuales no les presté demasiada atención y aposté a que se irían. Consulté con las mamás de mi grupo de puérperas, si habían sentido algo similar, me contaron que no. Los dolores se comenzaron a intensificar, era en el pezón y luego de cada toma, persistía hasta pasado un rato. Comencé a buscar ayuda: escribí y llamé a Fundalam, La liga de la Leche, consulté con el pediatra de Luca y con la puericultora a la que había acudido anteriormente. La mayoría conincidía en que podría tratarse de micosis, es decir, hongos. Me explicaron que esto podía ser común, y me recomendaron que antes y después de cada toma, me limpiara con agua con bicarbonato o con vinagre de alcohol. Lo que no cerraba mucho, es que si fueran hongos, Luca tendría que tener también y NO los tenía.
   El dolor era cada vez más fuerte, por momentos, se me hacía muy pero muy dificil darle el pecho.
Llevé a cabo las recomendaciones que me dieron, pero no daban resultado. Comencé a angustiarme mucho, a temer que nuestra lactancia estuviera en jaque otra vez y como el tratamiento que me habían dado no funcionaba, estabamos sin saber QUÉ era lo que pasaba. Y sentí como si de pronto todos comenzaran a mirarme a mi, a dudar de mis ganas de amamantar a Luca. Dolor físico y angustia emocional.
Y un día la llamé a Marina, mi partera. Y me invitó a su nueva casita y me dijo: "Venite y charlamos así de paso te miro si tenés alguna grietita o algo". Y fuimos. Y otra vez el calor de hogar, y esa sensación de estar acompañada, me inundaron recuerdos de mi embarazo y su voz me llevó hacia mi parto y mateamos y nos reimos y hablamos. Y me revisó, tenía una pequeña grietita en un pezón, teniendolo a upa a Luca le miró la boca y me dijo que le parecía que Luca podía a estar cortando algún diente. Lo vio tomar la teta y me recomendó estar atenta a la postura de los labios, me prestó un libro y un almohadón de lactancia mucho más cómodo que el mío. Y nos volvimos a casa... no habíamos encontrado la solución exacta pero yo ya me sentía de otra manera. Cuando llegué a casa, me acordé de una foto que le había sacado a Luca en la semana, donde se estaba riendo. Fui enseguida a la compu y la busqué y busqué otra, de un tiempo atrás... y esto es lo que vi:

   Luca estaba cortando sus primeros dientes!!! Felicidad, alivio, muchas emociones juntas. Ahora sabía qué pasaba!!! Y la angustia... se fue.
   Sus dientes aparecieron semanas después y volvimos a nuestro cauce otra vez. A disfrutar a pleno, con cuerpo y alma.
Ya estamos en los siete meses y medio de lactancia exclusiva, Luca volvió a cortar dientes otra vez. Esta vez de arriba, primero los dos incisivos y ahora las paletas. Es un proceso dificil para los dos, pero le ponemos garra. En fin, esta hasta el día de hoy es nuestra experiencia de lactancia. Siempre estuve de acuerdo con la lactancia materna, por sus beneficios, por ser lo natural. Pero dar el pecho a Luca, es una experiencia maravillosa para mi, llena de amor, de paz, de conexión, estas son las verdaderas razones que me impulsaron a seguir adelante y lograrlo una vez más.       

miércoles, 3 de agosto de 2011

Bebes de Mi...

Continuamos con la Semana Mundial de la Lactancia y aquí voy a dejar mi relatada mi experiencia. Creo que hasta ahora, será el más dificil de compartir. Es que no se si podré trasmitir correctamente mis sentimientos y mis sensaciones. No se si seré clara y precisa, y si del otro lado será fácil interpretar mi mensaje. Por lo pronto, les cuento que dividiré el relato en dos entradas, la primera, la tengo ya redactada desde hace un tiempo, a pedido de mi amiga Pao de creciendo juntas, para una conocida que estaba pasando una situación similar. La segunda parte, será lo vivido estos últimos meses.


Quisiera hacer una advertencia, si hay alguna futura mamá que vaya a leer este relato, quiero decirle: estos inconvenientes me sucedieron A MI, no quiere decir que también te sucedan A VOS, pero si llega a ser así, YO pude superarlos, VOS también podrás.


Ahora si, aquí va la primera parte:


Mi experiencia con la teta.

   Nunca lo imaginé, ni lo vi venir, para mi era tan simple y natural, era como uno más uno es dos. El bebé nace con reflejo de succión y nosotras, las mujeres con pechos que se llenan de leche.
   El parto fue todo lo esperado y más, una experiencia ansiada y transitada con felicidad. Luca nació el 23 de diciembre a las 19.45, pesaba 3.900 kg. Recuerdo la sensación cuando las parteras inmediatamente de la expulsión me lo entregaron… era pesado!!! Todos mis dolores y molestias se esfumaron. Las primeras dos horas Luca estuvo alerta, mirándolo todo y nosotros disfrutando de él. Enseguida lo puse a la teta, una de las ventajas del parto que elegí (domiciliario) era poder tener contacto inmediato que yo sabía favorecía el apego y la lactancia. Hizo unas succiones, lloró un rato y se quedó dormido. Recuerdo que esa noche eso se repitió varias veces, algunas succiones, llanto, sueño. Pero el llanto cada vez se iba haciendo más intenso y no tomaba el pezón. Fue una noche larga, pero estábamos felices y yo pensaba que ya se iba a agarrar, que esto también era un aprendizaje para los dos. Así también pasó el primer día. Al segundo día, llega mi partera y al realizar el control nota que había descendido de peso, pero no más de lo que se espera. Todavía no se prendía bien al pecho. Yo comenzaba a perderme un poco. Tenía calostro, pero al ponerlo al pecho Luca no se prendía. Junto con ella realizamos varios intentos, logramos que tenga una mamada con varias succiones. La consigna era lograr mamadas de ese estilo. Con el correr del día no lo pude lograr otra vez, Luca empieza a quedarse dormido cuando lo ponía a la teta. Me pareció raro. Llamé a partera, me recomienda que lo mantenga despierto, que lo despabile con pañitos con agua (hacía mucho mucho calor). Esto funcionó un par de veces. El día iba terminando y Luca tenía un sueño cada vez más profundo, no se despertaba para pedir teta. La partera me recomienda consultar con un pediatra por posible hipoglucemia (falta de azúcar en sangre). Consultamos por teléfono dos pediatras (ya que un bebé recién nacido en una guardia acarrea cierto riesgo), que por ser fin de semana largo no se encontraban en capital, uno me dice darle agua con azúcar, otro leche de fórmula. Ya mi angustia iba en aumento. Me decidí por el azúcar, porque sabía que la leche de fórmula es mucho más difícil de digerir que la materna y por todas las consecuencias que pueden acarrear en el organismo. Cada tres horas teníamos que darle agua azucarada para despertarlo e intentar darle la teta. Al principio logramos algunos resultados, pero con el correr de la noche, Luca no se despierta, le hablaba, lo movía, lo mojaba y no pasaba nada. A las cuatro de la mañana hablo nuevamente con mi partera y nos decidimos ir a la guardia. Yo todavía con el cuerpo dolorido y cansado por el parto, junto a mi mamá y mi pareja, llevamos a Luca a la guardia de neonatología. Después de una espera prolongada, nos atienden, les cuento la situación y les comento mi preocupación por la hipoglucemia, de primera me dicen que para ellos no era este el caso, que Luca tenía buen color y varios signos que contradecían la falta de azúcar, pero igualmente le harían un análisis de sangre y orina (nunca logramos juntar la orina, es una odisea, hay que ponerle una bolsita en los genitales y esperar que haga pis y no se salga), luego de unas horas tenemos el análisis. Mientras tanto yo, con Luca, esperando en la neo, entre las máquinas e incubadoras. Me sugieren darle el pecho para ver como lo hacía. Me dicen que tengo mucho calostro y los pezones bien formados. En esta ocasión Luca se pone a llorar. Me dan una mamadera con fórmula para ver si la toma, si no hay problema en la succión… no lo hay, se la toma de una. Me dicen que las causas de que no se prenda podían ser que sea "vago" o que tuviera el frenillo corto (causas que luego fueron descartadas por otros profesionales) y me recomiendan usar pezoneras, que las vaya a comprar y ellos me enseñarían a usarlas. Así fue, con las pezoneras Luca tiene su primera mamada de 20 minutos. Yo, agotada, casadísima, estresada pero feliz, había ALGO que me permitía darle la teta a mi hijo. Buenísimo.  Al principio Luca tomaba solo de una teta, al otro día ya tomaba de las dos. Pero al finalizar esa semana, Luca había descendido mucho de peso, más de lo esperable, seguía teniendo un sueño muy profundo, sin despertarse para comer y nuevamente mi partera nos brinda apoyo y asesoramiento y nos contacta con el que hoy es nuestro pediatra. Era 31 de diciembre y vino a verlo a casa. Yo estaba exhausta, angustiadísima, con mucho miedo, sin saber que iba a pasar, si irremediablemente tendría que renunciar a darle la teta a mi bebé. El pediatra, me pide que le cuente qué estaba pasando, lo revisa, y nos dice que nos habíamos equivocado con la cantidad de agua azucarada (nosotros solo le dábamos unas gotas en gotero). Esta vez tendría que darle la teta (con la pezonera) y luego darle 20 mm de agua azucarada, así durante una semana. A mediados de la semana Luca ya comenzaba despertarse más seguido y en el control vemos que había subido 40 gr, íbamos por buen camino. Al final de la semana el pediatra lo vuelve a ver y a corroborar que estábamos mejorando. Me recomienda una puericultora, ya que si bien las pezoneras hicieron que Luca tomara la teta, no eran para utilizarlas SIEMPRE, sino para salir de situaciones temporales como ésta o una mastitis o grietas en el pezón. ¡¡¡Ya nos estábamos acomodando y ahora tenía que dejar eso que me permitía dar la teta!!! A eso, sumarle que Luca debía recuperar el peso de nacimiento. Mucha tensión y angustia. Y los comentarios negativos a la orden del día, que mi leche no era buena, o suficiente, que con el calor se podía deshidratar, que se iba a terminar desnutriendo, que esto, que lo otro. Y yo, con miedo, ¿que hago? ¿Estoy poniendo en peligro a mi bebé por mi propio deseo de amamantar? O estoy luchando por darle lo mejor?. La puericultora que consultamos, no dio en el clavo, me siguió dando más indicaciones y la lista se hacía eterna, que darle la teta antes de las tres horas, despertarlo aunque esté dormido (esto costaba mucho), que no llore porque quema calorías, que no le de chupete porque también quema calorías, que las pezoneras se tendrían que ir yendo (cómo no se, pero se las tenía que sacar), que me sacara leche para reemplazar el agua azucarada (esto fue totalmente infructuoso, tuve que probar con 3 sacaleches para que saliera algo, y eso lo único que hacía era ponerme más presión, miraba lo poquito que salía y me largaba a llorar). Hasta que hablé con mi partera, que me dijo dos cosas, la primera que haga una consulta con otra puericultora, que la había tratado a ella misma, que contemplaba todos los aspectos de la lactancia y de dar la teta, porque para dar la teta hay que estar sostenida, relajada y dejarse llevar. Segundo que tal vez lo que necesitaba era “mandar todo al carajo”. Dejar de lado instrucciones, reglas, relojes, mamaderas, sacaleches, goteros y la mar en coche. Poner a Luca a la teta y relajarme.
   Con un poco de miedo probé estas dos cosas, dejé de intentar sacarme leche, consulté con la nueva puericultora, estuve en su casa, hablando por 3 horas, llorando, desahogándome, diciéndole que  tenía miedo, que sentía culpa porque tal vez yo estuviera trabándolo todo. Ella me contuvo, me dio esperanza, me dijo que dejara de pensar en lo que pasó, que iba a poder, me dijo cosas que ya sabía, como que “TODAS LAS MUJERES PUEDEN DAR LA TETA”. Me dijo que de todo lo que nos pasa podemos aprender, que a esta situación yo podría transformarla en algo positivo y una de las cosas que me ayudaron era entender qué le estaba pasando a Luca y porqué tomaba con pezonera y no directamente de mi pecho: la respuesta era más que simple, Luca asociaba la pezonera al alimento, cuando el tenía hambre  si yo lo ponía a la teta directamente, para él de allí no saldría la leche que lo calmaría, su asociación era PEZONERA = LECHE. Tendríamos que cambiar esto, para ello me dijo que comience las mamadas con la pezonera, pero que luego la saque y presione el pecho, que salga leche y que su boca esté en contacto con el pezón y la leche, que haga esto varias veces, que si se ponía a llorar que vuelva a darle con la pezonera y luego vuelva a intentar. Otra opción era, sacarme un poquito de leche antes, y que mi pareja con un gotero se la fuera tirando cuando el tuviera su boca en contacto con mi pezón.
   Al día siguiente empecé a intentarlo, a la segunda mamada ya tomaba un ratito sin pezonera. Yo no lo podía creer. En una semana y pico ya le estaba dando una vez con pezonera y otra sin, al tiempito las pezoneras quedaban en la mesita de luz. Hoy Luca tiene tres meses y es un bebé sano y creo también muy feliz.
    Después de esta experiencia, de la que aprendí mucho, de alguna manera entendí a las mujeres que atraviesan por dificultades en la lactancia y deciden iniciar la alimentación de sus bebés con leches de fórmula. Hay mucha angustia, mucho miedo, tristeza, y uno quiere que se termine YA. Yo también deseaba eso, que todo pasara, pero tuve que ser fuerte y paciente y tener fe, confianza en la naturaleza, en mí y sobre todo en Luca.
   Si tu deseo de corazón es darle la teta a tu bebé, no bajes los brazos, no te rindas, rodeate de personas que te apoyen, de profesionales que te respeten, pedile sostén a tu pareja y hablale a tu bebé. Yo se que se puede. YO PUDE, Él PUDO.
   Te deseo mucha suerte y sea cual sea el camino que tomes, que sea con plena felicidad para vos y tu peque.     
                                                                              Flor y Luca



Dormido plácidamente por primera vez después de una toma.
Se puede ver la pezonera y al costadito, el agua con azúcar.
Quise registrar este momento, sabía que era especial, era el primer pasito firme en nuestro camino con la teta.








Como dirian los Beatles: Help!

Ey! Muchachas!  ustedes las que dice el Sr. Blogger que me andan siguiendo. Me dan una mano? Alguien sabe cómo corno puedo hacer para que este Sr. Blogger me avise cuando alguien me contesta un comentario en un blog que no es mio? Es que me estoy volviendo más que loca!!! Voy comentando y después no recuerdo por dónde andaba el comentario, si me respondieron algo... y no quiero pecar de malagradecida. Pero esto de andar buscando perdida y encima puérpera es demasiado. 

A quien pueda socorrer a esta inexperta madre bloggera... tendrá mi eterna gratitud.
Desde ya, muchas gracias! 
Flor (desorientada es poco)

martes, 2 de agosto de 2011

Cantando por un Sueño

No, no se trata del programa de TV, se trata del "Síndrome de la Madre Cantora" que me ha dado este puerperio. Su origen se remonta al embarazo, pero despuntando mi parte artística en otra rama: la actuación y en mi inconciencia: es decir en mis sueños. Bizarros es poco, ya que la primera vez soñé que era vedette, que compartía escenario con Marixa Balli y que en el estreno de la función al no poder seguir el ritmo de la canción que enunciaba: "Somos divinas, somos divinas" me agarraba de la tanga de Marixa para no quedarme resagada y la tanga se estiraba cual típico efecto de dibujos animados. Desperté de mi sueño con la canción y la coreografía intactas en mi conciencia y sin poder parar de reirme.


En el segundo sueño, me reuinía con famosísimos diseñadores de modas (mundo del cual se poco y nada) y les proponía un desafío (al mejor estilo Proyect Runway): deberían diseñar un vestido para una puérpera que habría de tener a su bebe a poco tiempo de la premiación a la que se presentaría. La premiación se trataba de los Oscar y la púerpera... claro! Era yo!. Pero ahí no termina, porque la que me hizo el mejor vestido fue Carolina Herrera y con su vestido fui a recibir mi estatuilla, mi discurso fue: "Gracias a todos por el apoyo, gracias a mi familia, a mi país! Se que tooooodos ustedes no entienden nada de lo que estoy diciendo... menos vos JAVIER BARDEM (y lo señalaba)"  Y Javier, me contestaba "yo hablo lengua de señas"  usando perfectamente la Lengua de Señas Argentina (soy profe de sordos je). Un disparate pero que feliz me desperté.


Y ahora que el pequeño está aquí conmigo, bueno lo actoral ha quedado de lado y despunto el vicio del canto. Comenzó en los primeros tiempos, que para dormilo al peque le cantaba las típicas canciones, esas que nos sabemos todos de memoria, las anónimas y las de nuestra querida María Elena Walsh. Con el tiempo, el repertorio se me vio acotado y ya parecía disco rayado y desde lo más recóndito de mi cerebro aparecieron el Himno Nacional Argentino, La Misa Criolla (con coro, variación de tonos y todo ehhh), Violeta, de Alcides con su "no la dejes ir no la dejes ir...", Sandro y su "Tengo... un mundo de sensaciones..." y hasta ahí veniamos bárbaro, exótico si, pero dentro de lo normalito. 
El tema es que desde hace un tiempo me percaté, el canto se me ido de las manos, ya no puedo aflojar y a Luca ahora todo se lo digo cantando, desde "vamos a cambiar el pañal" hasta "tenés un moquito y no te lo puedo sacar". ¡¡¿ Es que la Novicia Rebelde se apoderó de mi?!!!
A veces ni letra tienen las canciones, son pura vocalización...  
Cosas del puerperio... no? ¿NO?





lunes, 1 de agosto de 2011

Esta semana es también para ellas...

Para las que NO

Las no recibieron el apoyo de su entorno.
Las que no pudieron sobreponerse ante situaciones de tensión u angustia.
Las que no tuvieron una pareja que las sostenga y generosamente resigne su tiempo.
Las que no recibieron información correcta.
Las que no tuvieron referentes.
Las que no pudieron continuar libremente por tener que volver a salir al mundo laboral.
Las que todavía no saben qué fue lo que falló.
Las que no tuvieron una lactancia feliz.
Las que no pudieron a pesar de su deseo.
    A todas ellas las abrazo, les tiendo mi mano y les deseo la sanación de sus heridas...