Reflexiones, ideas y anécdotas de una mamá puérpera...

domingo, 4 de septiembre de 2011

Mi niño no me come... (sólidos)

   Hace un tiempo, camino al trabajo, haciendo el recorrido semanal en el 109 con Luca, sentaditos adelante íbamos panchos y el peque medio gagá por la teta que había tomado antes de salir. Intuí que en algún momento de nuestro viaje se dormiría placidamente. En un momento, sube una mamá con una beba. Le dan el asiento contiguo al mio. Sienta a la niña y se pone a buscar monedas, después la tarjeta, después otra vez las monedas. Agarra a la nena y le dice al chofer si puede bajarse porque no le alcanzan las monedas y se olvidó la tarjeta. Le ofrezco monedas y al mismo tiempo el chofer le dice que viaje igual. Comenzamos a charlar, del tema más que obvio: los paquetitos que llevábamos en brazos. Los nombres, las edades (su beba tenía 9 meses), a dónde íbamos cada una, etc. En un momento la conversación gira hacia la comida. Me pregunta si come, le digo que todavía no. Que no está interesado. Ella asombrada me mira y me dice, "pero ya tiene siete meses y medio". Pero no le llama la atención le digo, le he ofrecido y no quiere. "Ahhh no, a mi la pediatra me dijo que si o si tenía que empezar a comer a los seis meses. Que por lo menos la cena. Y la verdad que cuesta, porque llega la noche y ella quiere la teta y dormir. Y a mi me da cosa" me contesta con un poco de aflicción y a continuación me pregunta: ""¿Toma la teta o mamadera?" le contesto que toma teta, y sentí como un alivio en ella, como si constatara que lo que hace no está mal (seguir dándole la teta a su beba). Le cuento que en casa hemos dicidido que la relación entre Luca y la comida sea del tipo placentera, que estamos tranquilos porque sabemos que en la leche materna está el alimento (lo constatamos mes a mes cuando nos corroboran que sube de a 1 Kg.), que en esta etapa con los sólidos, se trata de exploración y básicamente de aprendizaje y que queremos que ese aprendizaje sea grato para él. Y que llegamos a esta conclusión después de ofrecerle alimentos y ver la variadad de caras de asco que pone, tanto que lo que le ofrecemos no lo quiere tocar ni con su dedito explorador!!! Es que hasta cuando lo toco yo pone cara de asco!!!. Sólo en tres ocaciones, intenté darle de comer con una cuchara y el resultado fue vomitoso, sin siquiera lograr que pruebe el sabor de la comida, el peque empiezó a hacer arcadas y fueron tantas que terminó vomitando de lo lindo. Creo que nos dejó bien en claro que NO era su momento de ampliar su dieta con sólidos, o al menos de los comestibles, porque si le da gusto saborear papel, cartón y demás cosas que uno dice: GUÁCALA!!!
   Pero estos días, que ya hemos entrado en su maravilloso octavo mes, evidenciamos un cambio de actitud, fueron unas tímidas miradas, unos pequeños coqueteos hacia lo que estábamos comiendo y en plan de "ver qué pasa" le ofrecimos arroz con verdura, en la mesita de su sillita colocamos una cucharadita y luz verde para el enchastre y así fue, primero obviamente con su dedito antena y después con toda la mano y con alegría, apretujando e intentando llevar algo a la boca, mientras nosotros nos hacíamos los distraídos pero pispeábamos con un ojo, no vaya a ser que le dira pánico escénico y se nos cohibiera. Y así ya pasaron por sus manos, un par de fideos, alguna galletita de agua y alguna otra cosita más. Estamos muy felices de ver cómo poco a poco y a su ritmo el peque comienza su aventura con la comida.
   Nos ayudó mucho y nos brindó tranquilidad para esta nueva etapa leer "Mi niño no me come" del Dr. Carlos Gonzalez. Lo recomiendo a todas las familias en donde haya un pequeño que se esté por aproximar a los benditos seis meses donde la expectativa social y muchas veces familiar es que de una ya se coma un pollo con papas al horno y de postre una creme brûlée.
   A continuación convido a tod@s con el registro de estos bellos momentos de inciación de nuestro peque!

                                      

  
video

7 comentarios:

  1. Jajaja! Me mato por completo las caras de asco total!!! Que personaje!!! Yo no me hago 0 problema por el tema de la comida, hay dias que come mas, hay dias que menos, "siempre" toma teta y desp como la cantidad que quiera, nunca la fuerzo..Éllos saben tan bien Çomo nosotros cuanto necesitan (y tienen ganas) de comer...

    ResponderEliminar
  2. Me parece fantástico como viven la experiencia con los alimentos, me hiciste recordar como fue nuestro proceso con Manu.
    Luca se ve tan rico en el video, cada cosa a su tiempo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. jajaja!!! Elocuente el enano!!! Me encantó como se hacia el distraido!!
    El título del post me hizo acordar que el otro día me preguntaron acerca de la comida de Ona y yo expliqué esto mismo y que a veces come y a veces no, pero que toma teta... la reacción fue: pobrecita, está en ayunas?! (¿?)
    besote!!

    ResponderEliminar
  4. jajajaja!!!! Yo me lo como a él!!! Pero a besos! Que caras que pone! Es fantástico Flor! Totalmente de acuerdo con Melina! Estos días el piccolino no ha querido saber nada de otra cosa que no fuera la teta o el maiz dulce (es lo que más le gusta, después de la teta, claro está). Cuando lo digo, me miran como si estuviera loca de atar, jajaja! Pero el sigue tan enérgico como siempre y tan bien!
    Estupendo Flor, me ha encantado!

    ResponderEliminar
  5. Bren: viste esas caras??!! realmente le daba cosita ehhh!!! y si, ellos saben, muchas veces, más que nosotros!!!
    Mujer y mamá: muchas gracias, la verdad es que es la forma más sana para nosotros, como ves en el video es claro que no le interesa y hacerlo por la fuerza no es una alternativa. Respetando su tiempo, que es particular y único sentimos que será un aprendizaje respetuoso.
    Meli: viste?!! Más claro IMPOSIBLE! y todas las herramientas que usó para demostrar que NO le interesa: cara de distraído mirando para un lado, cara de distraído mirando para otro, juego un poquito con el chiche, bostezo... jajaja, a que si le pongo un pedazo de cartón le resulta mucho más interesante!!!
    Lo de "está en ayunas" es buenisimo jajajaj una más en el listado de "cosas extrañas que debe oir una madre" jaaj
    Sarai: gracias Sarai!! La verdad es que es un personaje que te invita a besarlo cada minuto. Y eso que te pasa con el piccolino, es lo que me pasa a mi (y creo a la mayoría de las madres que desoyen las rígidas reglas de la intruducción de sólidos), está super activo, cada día más, por eso con sólo mirarlo sabemos que ESTÁ BIEN.

    Gracias por pasar muchachas y por comentar, es un gusto para mi!
    Por cierto, hoy saboreó mitad de galletita de agua (también lo filmamos porque ponía cara de asco pero se la volvía a meter en la boca jejeje) y el pedacito de pollo que le ofrecimos no le interesó en lo más mínimo, llegamos a la conclusión que seguro que insistió con la galletita porque habrá pensado que era cartón =) jaja
    Besos para todas!!!

    ResponderEliminar
  6. que alegria me dio leer tu reflexion..Mi hijo que esta entrando en su septimo mes disfruta mucho del pecho pero nada, nada de otro alimento...
    Tambien lei a Carloz Gonzalez y decidimos respetar sus tiempos, pero la presion social, familiar, historica a veces es mucha y te hacen sentir que sos un bicho raro.. y nos hacen dudar y ahi justo ahi le ofrecemos pero el nos recuerda que aun no!!
    Por eso nuevamente gracias de una mamá a otra

    ResponderEliminar
  7. Anónimo: qué bueno que en nuestra experiencia similar a la de ustedes puedas encontrar otra razón más para hacer oídos sordos a lo de afuera. Te cuento que en estos últimos tiempos, hubo un cambio de actitud en Luca hacia lo sólido y al haberle ofrecido diferentes cosas nos dimos cuenta que tiene aceptación aquello que pueda sostenerlo por largo tiempo en una mano y sea crujiente. Galletas de arroz por ahora son sus favoritas ja! Besos y gracias a vos por leerme. Espero que la aventura sólida con tu peque siga marchando a su ritmo y con alegría!!!
    Besos muchos!
    Flor

    ResponderEliminar